Clube de Adictos a Deep Purple

Púrpura Chess

This blog is basically a musical site. Here we talk about the music we like, using different angles. As dear and missed Jon Lord once said: “Music is the highest kind of Art that exists”. I think the same way too.

Púrpura Chess

Púrpura Chess

jueves, 4 de mayo de 2017

Bernie Torme: “Dublin Cowboy”. Nuevo triple disco.


Acaba de salir el último disco en solitario del guitarrista irlandés Bernie Torme –ex Gillan, Ozzy, Desperado, GMT, Atomic Rooster... –, titulado muy acertadamente “Dublin Cowboy”. Este nuevo lanzamiento consta de tres discos: uno nuevo en estudio, otro en acústico también con nuevas composiciones y un tercer cd en directo recogiendo una de las actuaciones de su pasada gira. En total nada menos que algo más de dos horas y media de música de primerísimo nivel; casi .


El disco de estudio comienzo a piñón fijo con el tema título “Dublin cowboy” y “Hair of the dog”, desde el inicio con la guitarra distorsionada de Torme nos encontramos con su particular mezcla de Blues, buen Hard Rock, destellos a Hendrix y detalles tradicionales irlandeses que tan personalmente introduce en la coctelera Bernie para ofrecernos ese sonido suyo tan peculiar, punzante, áspero y característico. La canción “Dublin cowboy”, dificilmente podría haber escogido Bernie Torme un título tan acertado y que le represente tan bien, es la perfecta tarjeta de presentación junto con un “Hair of the dog” que  entra a la perfección y te permite tararear el estribillo mientras degustas ese Rock clásico que tanto nos llega a algunos de nosotros; perfecto como segundo corte. Bernie se rodea del bajista Chris Heilmann y del batería Ian Harris, aunque también colaboran Phil Spalding y Simon Jeffrey, colaboradoes de Torme en grabaciones anteriores. El disco sigue con “Power of the Blues”, un curioso tema que conjuga de manera interesante matices actuales con el repertorio habitual de Torme. Tras un potente “Back 2 U” el disco continua con “Time (Has taken its toll)”, uno de los dos Blues lentos que nos regala el cd, pienso que en estos terrenos ultimamente Bernie se muestra inspiradísimo con toda su desnudez. Recuperamos la rapidez con “Skangers delight”, como si fuera algo así al final de la Cara A de los tiempos del vinilo y el cassette.


La música sigue con “Little brother”, un medio tiempo con cadencia interesante y solo muy bonito. En “In the groove” Bernie nos ofrece una canción de aire vacilón o groove –como indica el propio título–, mientras que “Way it rolls” continúa esa línea con su inicio suave y sugerente. Seguimos con “Janus (Parts 1 & 2)”, otro corte pausado cuya segunda parte no es otra cosa que un solo de guitarra de los que le gustan a Torme; lleva un regusto épico que desemboca en un final arrollador. Este primer redondo acaba con “Already gone” el otro Blues que a lo largo de sus más de siete minutos de duración nos sumerge en los pantanosos recodos de su propuesta musical de modo brillante. Ideal para cerrar el disco.


El segundo cd es acústico y constituye toda una deliciosa sorpresa. Bernie Torme ya había tocado cosas acústicas en discos anteriores, aunque de un modo casí anecdótico que no exento de calidad; a lo largo de su dilatada discografía encontramos cosas como “India”, “Presences”, “Yesterday & nowhere”, “Pearls”, “Warpaint”, “Outlaw Blues” o el “Party’s over” del anterior disco “Blackheart”. Sin embargo lo que nos ofrece ahora es un cd completo de ocho temas en formato acústico especialmente compuestos para la ocasión. Este segundo disco se abre de manera magistral con “Shine”, una canción densa, profunda y personal en la que Torme literalmente te seduce con su guitarra desnuda. Es un inicio inquietante, triste y desgarrador, propio de un buen bluesman. Hasta la mitad del tema no aparece el resto de la instrumentación y deja claro que lo que vamos a encontrar por aquí es la faceta más íntima, profunda y melancólica de Bernie. El resto del disco ahonda en esta dirección de la mano de canciones como “Lady november” o “All my demons”. La introducción del tema “Lethe” es otra delicia, a través de la suavidad de los primeros acordes Torme nos ofrece una inspirada melodía que se mueve perfectamente dentro de esa atmósfera triste que rezuma todo el cd. Un acústico intimista en el que Bernie Torme acierta de pleno con una sencilla pero cuidada instrumentación y que te deja con muy buen sabor de boca al finalizar con el sugerente “Death of dreams”. Toda una sorpresa y esperemos que sea el primero de otros tantos discos en formato acústico.


El tercer disco de esta nueva obra de Bernie Torme corresponde a un directo registrado el pasado 29 de Enero de 2016, durante la gira que realizó por Reino Unido para presentar su anterior cd titulado “Blackheart”, del que interpretan una interesante versión de “Pain song”. Como bien comenta el propio Torme, no se dieron cuenta de que habían registrado un disco en vivo hasta escuchar las grabaciones. Lo cierto es que el concierto suena muy bien y el grupo va a piñón desde el trepidante inicio con “Wild west”, recordando el tema de apertura de su segundo disco tras abandonar la banda de Gillan en los primeros ochenta titulado “Electric Gypsies” –una joya de álbum y un bonito guiño a sus shows de los años ochenta–. La referencia a su anterior proyecto con el bajista John McCoy llamado GMT aparece de la mano de los temas “Bullet in the brain” y “Rocky road”. Alterna composiciones nuevas intercaladas con clásicos de sus primeros discos como “Star” o el trepidante “Turn out the lights”, una de sus mejores canciones y una de mis debilidades. También hay espacio para uno de esos Blues densos y pantanosos marca de la casa que tanto le gusta a Torme, aquí nos ofrece el envolvente “Stoneship”, todo un regalo para nuestros oídos a lo largo de sus casi diez minutos de duración. El concierto se cierra a todo trapo con las imbatibles versiones de “Trouble” y “New Orleans” que suponían uno de los puntos álgidos del grupo en solitario de Gillan y que por fin se ha decidido a incluir en uno de sus directos –aunque bien es cierto que “New Orleans” apareció también en el “Official Bootleg” del ochenta y siete–; estos dos temas, uno seguido del otro al final de la actuación, constituyen una apuesta ganadora, un órdago musical que te deja con ganas de más. La única pega es que este directo vuelve a ser sencillo, una vez más. Cruzaremos los dedos para que Bernie Torme se decida a legarnos de una maldita vez el clásico doble disco en vivo que publican todos los grandes en algún momento de su carrera. 





3 comentarios:

  1. El bueno de Bernie sigue sacando discos por lo que veo y me alegro. Uno de los guitarristas con sonido más característico y en total onda Hendrix...de los que te encanta o le odias.

    Ya podía Gillan enterrar el hacha de guerra y reunir a la formación clásica de la Gillan Band para unos cuantos conciertos.

    Saludos para todos de Javi.

    ResponderEliminar
  2. Un músico minusvalorado y a la sombra de Gillan y su fugaz paso por Ozzy. Tiene un puñado de discos en solitario más que recomendables, mi farotivo es White thras guitar (encima invita a Dee Snider a cantarse un tema) Grande Dee, grandes Twisted Sister y grande Torme. Rock On!!!!

    ResponderEliminar
  3. Vaya...triple disco nuevo, y con acústico y en directo. Así tenían que ser todos los nuevos lanzamientos de los grupos. Personalmente prefiero al Tormé de la Gillan Band, aunque tiene cosas en solitario que están muy bien (Back to Babylon, Wild Irish...) Me alegro de que sigan habiendo músicos que apuesten por grabar música nueva y defenderla en directo. Un disco tan completo lo compro en cuanto lo vea a la venta. Jesús

    ResponderEliminar